Bautismo de Adultos

La preparación al Bautismo es un periodo de iniciación en la fe y en la vida cristiana, dividida en varias etapas. La primera de esta etapas es un asomarse a la fe y si ven que es lo suyo pasan al rito de entrada del catecumenado, que suele celebrarse en Adviento y que tiene una duración de un año. Durante ese tiempo van conociendo los pilares fundamentales de la fe: el Credo, la oración, los sacramentos y los mandamientos. Una vez transcurrido ese tiempo de aprendizaje ya están listos para recibir el Bautismo, pero antes, durante la Cuaresma, realizan una serie de ritos de purificación. En la Vigilia Pascual, los catecúmenos reciben los tres sacramentos de iniciación cristiana: Bautismo, comunión y confirmación. En el caso de los adultos el itinerario es justamente el contrario al de los niños: primero viene el anuncio del Evangelio, que provoca la fe y la conversión del corazón, para terminar recibiendo los sacramentos, cuando las personas han aceptado, con la mente y el corazón, esa fe que profesarán en el momento de su bautismo.

El próximo lunes, 17 de septiembre, la parroquia de San Nicolás de Pamplona acogerá la primera reunión informativa del Bautismo de Adultos. La reunión, a las 19.00 horas, está abierta a todas aquellas personas interesadas en iniciarse en el camino de la fe.Este año se están preparando para recibir el bautismo 14 catecúmenos de distintas nacionalidades: Ecuador, Bolivia, Colombia, Estados Unidos, Guinea Bissau, España, Cuba, Argentina y Rumania.

El equipo de formadores está integrado por Santiago Cañardo, responsable del Catecumenado de Adultos, y Domingo Pellicer, Luis Ayer, Menchu Ochoa, Arancha Iñigo, Carmen González y José María Sanz-Berro.

Desde que se puso en marcha el Catecumenado de Adultos en la diócesis de Pamplona y Tudela han sido 60 las personas que han recibido el Bautismo de Adultos.