Arnotegui1

Coronación de la Virgen de Arnotegui

Obanos. ¡VIva la Virgen de Arnotegui! Con esta exclamación gozosa y jubilar de nuestro Arzobispo finalizaba la solemne Coronación Pontificia de la Patrona de Obanos, María Santísima de Arnotegui.

El pasado 28 de octubre, se iniciaba una solemne concelebración eucarística en la que, Mons. Francisco Pérez, coronó a la Virgen de Arnotegui. En la celebración eucarística estuvo acompañado por su Obispo Auxiliar, D. Juan Antonio Aznarez, y una treintena de sacerdotes, entre ellos los distintos párrocos y sacerdotes que han atendido a la parroquia de San Juan Bautista de Obanos.

Este rito de coronación se enmarca dentro de las celebraciones con motivo del Año Jubilar que se está viviendo a lo largo del año.

El pasado 30 de diciembre de 2011, la Penitenciaria Apostólica comunicaba la concesión de un Año Jubilar a la parroquia de San Juan Bautista de Obanos, por el centenario de su construcción. Y fue también la misma Penitenciaria Apostólica la que concedió el privilegio de coronar a Ntra. Sra. de Arnotegui. La imagen mariana es venerada en la ermita que lleva su nombre y está muy arraigada a la vida de la villa gracias al Camino de Santiago y al auto sacramental del “Misterio de Obanos”.

En una iglesia abarrotada de fieles, y tras la lectura del Decreto de Coronación de la Santa Sede, D. Francisco coronaba la imagen de la Virgen de Arnotegui y del Niño Dios que descansa en sus rodillas.

En su homilía el Prelado recordó lo que significa coronar a una imagen, “declararla Reina y Madre de nuestros corazones, de nuestro pueblo y de nuestras vidas”. Así mismo nos recordó cómo esta corona que adorna su cabeza traerá consigo otra corona, “de ayuda, de cercanía con los más necesitados”, un compromiso que adquirimos para con los más pobres, siempre privilegiados en la vida de la Iglesia.

En la celebración estuvieron presentes, a lo largo de las distintas capillas del templo, una veintena de imágenes marianas, venidas de distintas zonas de Navarra y que actuaron de “madrinas” de la Virgen de Arnotegui. Se pudo ver a la Virgen del Olmo de Azagra, Sta. María de los Arcos, la Virgen del Puy de Estella, la Virgen de las Angustias de Lodosa, y varias “Soterrañas” de Puente la Reina, Legarda, Uterga y Obanos.

Toda una gran celebración para honrar a María, a quien, en palabras de D. Francisco, “proclamarán dichosa todas las generaciones”.