SOCORRO

150 años bajo el amparo de la Virgen del Perpetuo Socorro

SOCORRODesde la llegada, hace 150 años,  de los Misioneros  Redentoristas  a España, la devoción a la Virgen del Perpetuo Socorro ha sido sin duda una de sus mejores aportaciones  religiosas.  El mensaje de “copiosa redemptio”   de  sus MISIONES POPULARES, se hacía imagen viva  en este rico Icono oriental de la Virgen de la Pasión.

            Los  Redentoristas  llegaron a Pamplona un 12 de diciembre de 1.891. Y  ya a mediados del siglo siguiente, se podían contar con los dedos de la mano  los pueblos de la Ribera o de la Montaña que no habían acogido  una o más veces la Misión Redentorista ; y con la Misión, el mensaje de la “Abundante Redención” de este precioso  Icono mariano.

            Como fruto de la Misión, medio de perseverancia,  y motor de evangelización, surgieron  las diversas  Archicofradías del Perpetuo Socorro de nuestros pueblos.

            La de Pamplona, con sede en la pequeña capilla de San Ignacio, nació y creció  con un gran impulso misionero, siendo su primer archicofrade  el obispo de la Diócesis,  D. Antonio Ruiz-Cabal.                                                                                  Decir hoy que algún día esta Archicofradía llegó a sobrepasar  los 40.000 asociados, y que su NOVENA ( celebrada por falta de espacio, primero en Santo Domingo y luego en San Nicolás) congregaba cada año a cerca de 4.000 devotos,  puede sonar  a cuento chino; pero así lo avalan los  libros de registros  y las crónicas del momento.

            Los 150  años de los Redentoristas, vividos fecundamente bajo el amparo de esta Virgen misionera, nos impulsa a los actuales rectores de la Iglesia de San Ignacio a reavivar en Pamplona su otrora pionera y renovadora Archicofradía. Con nuevos miembros, con nuevos métodos, con nuevo ardor….; y  con un objetivo, que es siempre viejo y nuevo a la vez: vivir gozosamente nuestra fe   junto a María la Madre del Señor, trabajando sin desmayo   para que la “Abundante Redención” de su Hijo llegue al mayor número de personas y de hogares de nuestro entorno.

            Como grupo mariano queremos impulsar nuestra devoción a la Virgen:

  • Diariamente, con rezo del Rosario más comunitariamente expresado.
  • Semanalmente, con el Rezo de las Vísperas  y el canto de Sabatina a la Virgen.
  • Mensualmente, con la celebración de la Eucaristía  cada 27 de mes.
  •  Y  anualmente, con  la peregrinación en mayo de los archicofrades al Santuario Mariano que se elija, y con la participación en junio en los diversos   actos culturales y religiosos que se organicen en torno a la festividad del Perpetuo Socorro.

Y como grupo apostólico, nos proponemos organizar cada  año una actividad misionera y apoyar un proyecto solidario.

            No hay que pagar ningún tipo de cuotas y, en principio, toda persona creyente  ( hombre o mujer, joven o mayor) que ame a la Virgen y tenga inquietud misionera,  puede inscribirse y pertenecer a la Archicofradía del Perpetuo Socorro de San Ignacio de Pamplona.

            El próximo  viernes 31 de mayo, a las 8 de la tarde, echaremos a andar como grupo.

             Nuestro Obispo, Don Francisco Pérez, presidirá el 27 de Junio la Solemne Eucaristía de  las 9 de la noche,  y acogerá la “promesa” de los nuevos archicofrades.

            Que nuestra Madre del Perpetuo Socorro nos bendiga y nos acompañe. Bajo su amparo nos acogemos.