Padre Luis Urriza Tres

En el 70 aniversario de la Ordenacion Sacerdotal del Padre Luis Urriza Tres o.s.a.

Padre Luis Urriza TresEl día 19 de Julio de 2014, en Lerin, acompañado de sus familiares, religiosos de su Orden, sacerdotes locales, parroquianos texanos y numeroso público,  Coro Parroquial incluido, y aurora preparada ex profeso, celebraba el Padre Luis Urriza Tres el 70 aniversario de su ordenación sacerdotal. Las numerosas intervenciones durante la celebración y la amistad personal que con él me une desde hace más de 30 años, me han decidido a escribir este esbozo biográfico, que bien se merece.

El Padre Luis nació en Lerín, el día 19 de Agosto de 1921, hijo de Faustino y Rita. Sus primeros recuerdos se ubicarían en la fonda familiar en la que se hospedarían, D.Francisco, el Médico, y D. Luis, el Notario.

Una niñez normal, en un medio muy católico, parvulario en las escuelas de las Hnas de Sta. Ana, recordaría para siempre su participación en el suceso del Médico de Pradejón, y en el plantón escolar, con motivo de la retirada de los crucifijos de las escuelas. Pero un día del año 1933 se presentaron en la escuela de D.Eduardo unos religiosos agustinos, a captar vocaciones, y captaron a Luis Urriza, que en septiembre de aquel año ingresó en el Seminario de la Orden Agustiniana de Calahorra, en el que, pese a dos breves interrupciones, permaneció hasta su ordenación sacerdotal, en Pamplona, el día 18 de Junio de 1944.
Celebró su primera Misa en Lerín, el día 29 de Junio de 1944. Su primer destino, Calahorra, como profesor, pronto pasaría a León y Astorga, (capellán militar), y en Diciembre de 1949, largo viaje marítimo hasta Nueva York, y de ahí, en ferrocarril, a la Misión de Port Arthur, en Texas, a donde llegó el día 25 de Diciembre de 1949.

Breve estancia en Port Arthur, de organista, y brevísima en Vidor, ya que antes de finalizar el año 1950, comenzó su ministerio en Beaumont, con una numerosa comunidad de hispanos; Partir de cero, fundación de la parroquia de Cristo Rey, desde la apertura de los cimientos hasta la última teja, así como el salón parroquial, para las actividades sociales, centro esencial, alma mater de la comunidad hispana,  catequesis, con actividades de toda clase, bingo incluido, y como culmen, la casa parroquial, allí, casa rectoral.

En el año 1963, el Superior provincial de la Orden lo traslada como párroco a Waxahachie, en las inmediaciones de Dallas, y misiones adyacentes. Con inusitada ilusión promovió los Cursillos de Cristiandad, entonces en boga, pero antes de un año, un nuevo destino: San Antonio de Texas.

En tan memorable ciudad, la parroquia de San Miguel, al padre Luis encomendada, era un vetusto edificio, con todas las limitaciones y deficiencias imaginables. Procedió a su venta y construcción de otra nueva; dificultades sin cuento, pero dos años después era una realidad, y acto seguido, el imprescindible Centro Parroquial. Novedad pastoral: Su compromiso con el movimiento que fundara el P.Lombardi “Por un Mundo Mejor”.

Nueva responsabilidad añadida, entre 1966 y 1973 desempeñó el cargo de Vicario Regional de los Agustinos de Castilla en los Estados Unidos.

Y finalmente, en Octubre de 1977, el destino y la obediencia le llevaron de nuevo a su querida parroquia de Cristo Rey, de Beaumont. Una idea que antes tuviera y no la pudo realizar, la llevará a cabo ahora, el Centro de Catequesis, construido en 1980, en donde ha atendido a infinidad de niños llegados incesantemente de la  emigración de hispanos.

A partir de esa última fecha, su actividad ha sido menos azarosa, pero altamente fructífera en su ministerio día a día. Puede tener la satisfacción de contemplar su querida parroquia de Cristo Rey abarrotada de fieles, sábados, domingos y festivos, y hoy, a sus 93 años sigue incansable, con una salud física y mental envidiable, y energía e ilusión a toda prueba.

El año pasado me contaba una anécdota: Visitando en el Hospital a una feligresa enferma, le dijo, ella: “Que mala estoy padre Luis,  que vieja soy y que pronto voy a morir”. “ Pero mujer, no digas eso, si yo soy 20 años más viejo que tu, y mira como estoy”.   “Si padre, pero es que a Vd. le cuida “Diosito”.

Que “Diosito” te siga cuidando, para que con tu naturalidad y sencillez, tus feligreses y todos los latinoamericanos que te busquen, sigan encontrando una mano amiga que tiende y levanta.

No quiero acabar sin reconocer que eres el mejor embajador de Lerin en aquellas latitudes, durante más de 30 años has ido filmando pacientemente las fiestas de Lerín, desde el principio al fin. A tu retorno a Beaumont, al final de la misa dominical, año tras año anunciabas:”El video de las fiestas de Lerin está disponible para quien quiera verlo en el Salón Parroquial”. Gracias a ello, miles de hispano-texanos han conocido la Petición de Vacas, el Cohete, el Desencajonamiento, El Espejo, y el Pobre de Mi.

Gracias por tu misión y por tu ejemplo. Ah, y el año que viene, te esperamos para seguir filmando las Fiestas de Lerín. (Ángel Sánchez Gorricho)

My mother thought it was important to make all of my clothes
burberry schal Adobe Illustrator Fashion Design Template

Look for frills
chanel espadrillesRetail use of wholesale shoe sales