Angel De Aralar Arzobispo

El Ángel de Aralar visitó el Arzobispado

Un año más, la imagen de San Miguel de Aralar llegó a Pamplona para cumplir con su tradicional periplo que comienza la semana siguiente al lunes de Pascua. Una de sus primeras visitas fue al Palacio Arzobispal.

Como es tradicional uno de los primeros lugares que visita el Ángel de Aralar en Pamplona es el Arzobispado. Así fue el día 14 de abril. Con puntualidad ritual llegó a medio día a la puerta del Arzobispado. Allí esperaban el Sr. Arzobispo y el Obispo Auxiliar, los vicarios territoriales que tenían reunión ese día, el personal de la curia y las personas que en esos momentos realizaban gestiones. Lo recibió el Sr. Arzobispo de manos del capellán auxiliar D. Jesús María Sotil.

Cantando el Veni Creator se subió hasta la capilla donde se celebró una liturgia con el saludo inicial de D. Juan Apecechea, la petición de perdón, la proclamación del evangelio, las palabras del Sr. Arzobispo, las preces y la bendición y veneración de la reliquia de la Vera Cruz por parte de los presentes.

El Sr. Arzobispo afirmó que San Miguel era su patrono, pues en su partida de bautismo está escrito que fue “encomendado a la protección del Arcángel San Miguel”, titular de la parroquia de su pueblo Frandovínez (Burgos). Su reflexión giró en torno al año de la Misericordia, propuesto por el Papa Francisco, y pidió la protección del Arcángel Miguel para la Diócesis y Navarra, en unos momentos muy importantes.

Llevado por el obispo auxiliar se despidió al Ángel de Aralar acompañado por el canto tradicional: “Miguel, Miguel, Arcángel Miguel, guardad, guardad, a este pueblo fiel”. “Mikel, Mikel, Mikel gurea, gorde, gorde, euskal herria”.