Jornadas Pastorales Del Pueblo De Dios

Jornadas Pastorales del Pueblo de Dios en Navarra

L a Iglesia Diocesana abre sus puertas a la misericordia de Dios”. Con este título arrancaron en Pamplona las Jornadas Pastorales del Pueblo de Dios, dando así inicio al nuevo curso pastoral. Durante tres días, el Seminario de Pamplona acogió las ponencias de Mons. Jesús Fernández, Obispo Auxiliar de Santiago de Compostela, Hipólito Cabrera, vicario General de Canarias, y Mons. Francisco Pérez, Arzobispo de Pamplona y Tudela. Las ponencias se ofrecieron por la mañana para sacerdotes y por la tarde para religiosos, laicos y agentes de pastoral.
El día 5, Mons. Jesús Fernández habló sobre la Exhortación “Evangelii Gaudium” y sobre la bula “Misericordiae Voltus”. Tras afirmar que la misericordia es una prioridad pastoral de la Iglesia, Mons. Fernández habló de la misericordia como don y tarea, señalando que la misericordia había que contemplarla, celebrarla, anunciarla y vivirla. “Tenemos un Padre misericordioso, un hijo, Jesús, que es el rostro de la misericordia del Padre, y formamos parte de una Iglesia que es, por el Espíritu, sacramento de la misericordia de Dios” explicó. También habló de la misericordia como eje e impulso para un anuncio renovado, que debía centrarse en la pastoral misionera, centrada en lo esencial, en el anuncio y en el acompañamiento personal, en el anuncio alegre de Jesucristo, en la inculturación del evangelio y la religiosidad popular.

Al día siguiente, fue el Obispo Auxiliar de Santiago de Compostela, Hipólito Cabrera, el que ofreció la charla “Plan diocesano de Pastoral. Criterios de actuación. Una experiencia compartida”. Mons. Hipólito habló de la evangelización como base del plan diocesano pastoral, señalando la necesidad de mirar atentamente la realidad, para tener en cuenta las diferentes situaciones y buscar las herramientas adecuadas. Explicó también los criterios básicos para programar, atendiendo a los análisis de la realidad, la selección de objetivos, la selección de acciones, concretar destinatarios, medios, responsables, tiempos, etc., la evaluación y los informes periódicos.
El último día fue Mons. Francisco Pérez el encargado de cerrar las Jornadas, hablando sobre “Nuestra Iglesia Diocesana abre sus puertas al encuentro de la misericordia de Dios”. Don Francisco explicó las claves para un Plan de Pastoral y señaló la importancia de la misericordia a la hora de acoger a todos los fieles.

Esta misma ponencia se repitió en Tudela, en el Palacio Decanal, el día 9 de octubre.