Javier Garde

“En mis homilías quiero transmitir esperanza”

Javier Garde, vicario parroquial de Nuestra Señora del Huerto de Pamplona, publica “Cercanía y palabra. Un año en la vida de un cura en su parroquia”, un libro que incluye sus homilías escritas y en audio del año 2012, así como unas breves reflexiones, a modo de diario, de su día a día como sacerdote.

¿Cómo surgió la idea de escribir este libro?
Un amigo, Jesús Flores, suele venir con frecuencia a Pamplona, porque está casado con una señora de aquí, y le toca asistir a bautizos, bodas y funerales a mi parroquia. La última vez que pasó por Pamplona y estuvo en la parroquia me preguntó si tenía guardadas las homilías. Yo no las escribo, porque me inspiro en la Palabra de Dios y en la vida de la comunidad, lo llevo a la oración, hago un pequeño guión y de ahí digo la homilía, pero como tenemos a Federico en el órgano, teníamos la costumbre de grabar algunas celebraciones para luego regalarlas a las personas interesadas. Le comenté que teníamos ese archivo y me pidió que se lo dejara. Acotamos las homilías y las llevamos al terreno escrito. Además, le comenté que yo solía escribir una especie de diario parroquial, donde voy anotando mis impresiones, mis vivencias, cómo me afecta un dolor, cómo me satisface una alegría, etc… El día a día en la comunidad parroquial. Le gustó la idea de juntar diario con homilía. El diario está en lenguaje narrativo, nada elocuente, es pura reflexión sobre mi vida.

¿Por qué eligió el título de “Cercanía y Palabra. Un año en la vida de un cura en su parroquia”?
Quería que se hablara de cercanía, de empatía, de ponerme junto al otro y a la vez de Palabra, de la palabra que es Dios, que se hace carne, que se hace vida. Quería que fuera palabra, comunicación, participación, entendiendo la palabra como algo que lleva vida. Después añadimos lo de en la vida de un cura en su parroquia porque toda mi vida es ser cura, en la apertura al misterio de Dios y en la apertura al misterio de cada uno.

¿Qué se encuentra el lector en este libro?
Se encuentra con 52 homilías de un año litúrgico completo, las homilías del año 2012, así como funerales y otros acontecimientos. Esas homilías van acompañadas por un breve resumen de lo que me supuso ese día, una especie de diario, en el que plasmo mis sentimientos. Junto con el libro se incluye un audio para poder escuchar todas esas homilías. Leer y escuchar son las posibilidades que se ofrecen.

¿Qué quiere transmitir a través de sus homilías?
Lo que quiero transmitir en todas y cada una de mis homilías es Esperanza. Transmitir que Dios es amor. Transmitir la confianza en Dios, que es amor, que es misericordia, que es perdón.

¿En qué piensa cuando escribe las homilías?
En ser fiel a la Palabra de Dios, al mensaje que transmite la palabra de Dios. Lo deduzco de una buena exégesis bíblica, de una buena reflexión teológica. Además, pienso mucho en el destinatario. Es diferente pensar una homilía para una boda, un funeral, una misa de niños, etc..

¿Quiénes han colaborado para que este libro vea la luz?
Fundamentalmente Jesús Flores, que fue el que me dio la idea. Todos los que han colaborado transcribiendo, corrigiendo, matizando: Ángel, Kurt, Consuelo, Jesús, José Antonio… y por supuesto a toda la comunidad parroquial.

¿De dónde le viene esa costumbre de reflexionar tanto?
Me viene de mi herencia jesuítica. Los seis años que estuve en Comillas me marcaron mucho y he continuado en esa línea de reflexión, de pensar, darle vueltas a las cosas, de no dejar que los acontecimientos de la vida parroquial pasen uno detrás de otro, sino que vayan dejando su huella. En esta clave fuimos educados por los padres jesuitas de aquella época en la que me tocó estudiar. Ver, juzgar, actuar.

¿Dónde se puede adquirir?
Se encuentra en librerías religiosas, como la Librería Diocesana y en la parroquia de Nuestra Señora del Huerto.

¿Tienes en mente escribir algún otro libro?
Dependerá de la acogida que tenga éste. n