Día De La Iglesia Joven 1

Día de la Iglesia Joven

El pasado 22 de octubre, la Diócesis de Pamplona y Tudela celebró el Día de la Iglesia Joven, una jornada festiva en la que numerosos jóvenes se reúnen para compartir su fe y disfrutar de un día de entretenimiento.

A primera hora de la mañana partió un autobús con 80 jóvenes desde el Seminario de Pamplona hasta Zabaldica, donde se juntaron con otro grupo de jóvenes que fueron en sus propios vehículos. Ya en la parroquia de San Esteban, participaron en una oración que fue dirigida por el delegado de Juventud, Sergio Álava. Álava explicó a los allí presentes el objetivo de la jornada: ganar el Jubileo de la Misericordia.

Tras la oración iniciaron el trayecto hasta Pamplona, realizando una parada en Burlada, concretamente en el colegio Amor de Dios, donde la delegación ofreció unas pastas y unos refrescos para reponer fuerzas. De allí siguieron andando hasta llegar a la Catedral de Santa María la Real de Pamplona, donde les esperaban otro grupo de jóvenes, llegando a ser unos 250. Durante todo el recorrido numerosos sacerdotes fueron confesando a los jóvenes que lo solicitaban.
Una vez en la Catedral, los jóvenes pudieron conseguir el jubileo de la misericordia pasando por la Puerta Santa, donde se realizó un acto solemne.

Mons. Francisco Pérez presidió la Eucaristía, que tuvo lugar a la una del mediodía, y en la que animó a los jóvenes a realizar obras de misericordia: dar de comer al hambriento, ofrecer consejo, dar de beber al sediento, perdonar al que nos ofende… Durante la celebración eucarística participaron diversas parroquias de la Diócesis en las lecturas, las peticiones, las ofrendas, etc. Además, se contó con la participación el Coro Diocesano, que puso la nota musical.

Tras la Eucaristía se fueron a comer al refectorio, donde cada uno se llevó su propia comida y donde la delegación de Juventud puso las bebidas y el postre. Ya por la tarde se conto con la actuación del Mago Kirio, un joven de una diócesis de México DF, que con su actuación ofrecía testimonios de vida. Entre esos testimonio contó cómo se encontró con el Señor. Antes de finalizar, se animó a los allí presentes a comprometerse con Cristo, a salir a la calles a dar testimonio, a “armar Lío” como pidió el papa Francisco en la JMJ.