Centro Santa María Cáritas

Nueva residencia para personas solas

Cáritas Diocesana de Pamplona y Tudela inauguró, el pasado 18 de octubre, su nueva residencia Santa María para personas solas. Se trata de un recurso de corta, media y larga estancia que garantiza las necesidades básicas de personas solas y donde Cáritas posibilita procesos de cambio para favorecer su incorporación social.
El centro, situado en Burlada, junto al Centro Ocupacional San Francisco, tiene una capacidad para atender a 40 personas, tanto hombres como mujeres. Cuenta con tres plantas y una zona común donde se encuentra la recepción, el comedor, la sala de actividades y las zonas comunes. La residencia estará dirigida y atendida por la Congregación de las Hijas de la Caridad (Esperanza, Carmen, Rosa, Joaquina y Marisa), junto con un equipo de voluntarios de Cáritas.
Al acto de inauguración acudieron voluntarios de Cáritas, autoridades de Burlada, residentes, personas que han ayudado a levantar el edificio y las Hijas de la Caridad que se ocupan de la residencia. Ángel Iriarte, delegado de Cáritas Diocesana, agradeció el trabajo realizado y explicó las tremendas dificultades con las que se han encontrado a lo largo de los seis años que ha durado el proceso.
El coste de las obras ha sido de algo más de 5.000.000 euros y como explicó Ángel Iriarte, ha salido adelante con financiación totalmente privada, con dinero que proviene de algunas herencias y de las partidas de las cuentas de resultados de los últimos años.
Tras las palabras de Ángel Iriarte, el Señor Arzobispo, Mons. Francisco Pérez, bendijo el nuevo local. Además, agradeció a Cáritas todo el trabajo que han realizado y realizan para atender a las personas más desfavorecidas de la sociedad. Y afirmó que “Cáritas nace de un corazón, del corazón de Cristo. Y nace en el corazón de los que viven desde el corazón de Cristo el amor a los demás”.
Finalmente se realizó un recorrido por las instalaciones y se ofreció un aperitivo a todos los asistentes.