Inmaculada

Fiesta de la Inmaculada Concepción

Un año más, el pasado 8 de diciembre, la Catedral de Santa María la Real de Pamplona se llenó de fieles para participar en la Eucaristía que presidió Mons. Francisco Pérez, con motivo de la fiesta de la Inmaculada Concepción. Uno de los momentos más bonitos de la celebración fue el baile de los Seises de la Catedral, organizados por la asociación de Amigos de la Catedral, que interpretaron una danza de respeto ante Santa María la Real, con música de Hilarión Eslava, conocida popularmente en Pamplona como las “Sevillanas”, que compusiera y dedicara siendo maestro de Capilla de la Catedral de Sevilla a la Virgen del Camino de Pamplona. La música fue interpretada por la Capilla de Música, dirigida por Aurelio Sagaseta, y acompañado al órgano por Julián Ayesa y por la flauta travesera de Arantza Almoguera.
Un día antes, la noche del 7, se celebró la tradicional Vigilia en la parroquia de San Miguel de Pamplona, en la que también participó en Señor Arzobispo. La Vigilia constó de tres partes. Una primera en la que se rezó el Santo Rosario, una segunda parte en la que se ofreció un testimonio y por último, la celebración de la Sagrada Eucaristía. Este acto fue organizado por los Cruzados de Santa María, quienes quieren impulsar en los laicos cristianos la nueva evangelización de la sociedad y en particular de la familia.

Los Seises:
Iván Redrado, Miguel Rodríguez, Javier Oficialdegui, Javier Serna, Daniel Corsino, Santiago Villanueva, Álvaro Vallés y Nicolás García.
Maestros de danza: Ekaitz Santazilia y Fermín Armendáriz. Regidor: Ricardo Oficialdegui