Jornada Vocacional

Jornadas vocacionales en el Seminario

Con el del pasado 14 de marzo, ya han sido dos los encuentros vocacionales que han tenido lugar en el Seminario de Pamplona este presente año.

Chicos y chicas de bachillerato de los colegios de Luis Amigó, Miravalles, El Huerto y Dominicas… más de 300 chavales, han podido escuchar de primera mano los testimonios vocacionales de consagrados, sacerdotes y seminaristas.

Entre testimonios, oración y trabajo en grupo, con tiempo también para un desayuno y buen ambiente, se les ha dicho que “todos somos vocacionados al amor, pero cada uno con una llamada concreta de Dios. Dios es el que llama, ni el Papa, ni el sacerdote, ni los padres llaman, solo Jesucristo, que mira a cada uno con amor y te dice: mira el mundo, mira a los hombres y mujeres… me quieres ayudar a darles Vida”. Dios que llama a todo chico a dejar huella, como les decía el Papa Francisco, el pasado verano, en la JMJ de Cracovia.

La clave, escuchar, pero no solo escuchar hablar de Dios, sino escucharle a Él, hablar con Dios, eso es la oración. Antes de que termine el curso académico se celebrarán dos nuevos encuentros en los que ya han garantizado su presencia varios colegios de la Diócesis.

Unos días después, el sábado 18, se celebró una Jornada Vocacional en el Seminario. Tras la celebración de la Santa Misa, presidida por Juan Antonio Aznárez, se pudo escuchar un testimonio vocacional. Durante toda la mañana se pudo visitar diferentes stands vocacionales que se habían colocado en el hall del Seminario. Actividades deportivas, talleres, testimonios y la proyección de la película «luz de soledad» completaron esta jornada que concluyó con la degustación de una paella. Los asistentes que lo desearon donaron dos euros, dinero que se entregó a Villa Teresita para que siga ayudando a las mujeres en riesgo de exclusión social.