Corella

Fiesta de la parroquia de Corella

La mañana festiva del pasado domingo, 25 de junio, reunió en la iglesia parroquial de San Miguel de Corella a muchísimos vecinos que quisieron participar en la misa familiar, en la que estuvieron presentes religiosos de toda la comunidad eclesiástica de Corella, acompañando al párroco de la ciudad, Ignacio Iturria.

“Una nueva experiencia con un resultado muy positivo“ expreso Ignacio Iturria, párroco de Corella, para definir la fiesta organizada para celebrar el día de la parroquia corellana, dentro de una mañana muy inestable por el tiempo, pero que no restó ninguna de las actividades programadas.

A la cita no faltaron los niños y niñas que este año han recibido la primera comunión, así como distintos grupos parroquiales o musicales que se sumaron a la fiesta y que por primera vez se ha llevado a cabo en Corella. Una brillante idea de este párroco, según los presentes, que también ha aportado desde su llegada otras actividades como establecer una forma de gestionar y ayudar de distintas maneras a todas aquellas personas que lo necesitan en la ciudad. Ha puesto en marcha un programa de acompañamiento, así como el desarrollo de un programa de alfabetización a lo largo del curso escolar, con la ayuda de profesores jubilados. Todo un triunfo de educación para esos chicos que lo necesitaban.

En la homilía, expresó el deseo que ha hecho el Papa Francisco “de que el espíritu santo nos anime y nos ayude a conocer más a Jesús. Nosotros también podemos hacer algo por la fe, por la iglesia y por el Evangelio“. No faltaron las ofrendas, como las velas o las llaves de las dos iglesias de Corella y los agradecimientos a las numerosas personas y colectivos que han hecho posible realizar esta fiesta.

Tras la celebración de la Santa Misa, la comida que en principio se iba a realizar en la plaza de los Fueros, se trasladó a las piscinas municipales por culpa de la lluvia. Allí numerosos voluntarios, dirigidos por el cocinero Juan José García, realizaron una paella para 400 personas, acompañada de una buena ensalada, y un postre: helado y cereza de Corella. En la sobremesa hubo música, canciones y jotas de todos los grupos musicales presentes, que hicieron más agradable la tarde.

Los grupos que integraron la fiesta de la parroquia fueron: Adoración Nocturna, Cofradía del Villar, Auroros de Corella, Orfeón, Grupo de Adultos, Biblia y Evangelio, Legión de María, Cáritas, Catequistas, profesores, limpiadoras, matrimonios, monaguillos, religiosos y religiosas, grupo de madres, coro de niños, asociación de amigos de la jota, y miembros de la comunidad eclesiástica de Corella.

Con esta fiesta, la comunidad religiosa de Corella despidió el último día de la Pascua.