Mons. Francisco Pérez UN

Se clausura el XV Curso de Actualización del Instituto Superior de Ciencias Religiosas

Más de 600.000 religiosos de todo el mundo entregan cada día su vida por los demás. Hoy se habla del que disiente, no del que asiente. Se habla de los pecados de la Iglesia pero no de quienes hacen una labor impresionante, como los 13.000 misioneros españoles que hay en todo el mundo”. Así lo afirmó el Arzobispo de Pamplona, Mons. Francisco Pérez, en la Universidad de Navarra durante la clausura del XV Curso de Actualización del Instituto Superior de Ciencias Religiosas.

En sus palabras, Monseñor Pérez animó a los participantes a seguir con su labor de educadores y les explicó que es muy importante no perder la esperanza: “Ante las dificultades tenemos que despertar, son una oportunidad para ponernos a pensar”.
El curso, celebrado del 29 al 31 de agosto, ha contado con la participación de un centenar de personas de las 17 comunidades autónomas. El perfil de los asistentes fue muy variado: profesores, farmacéuticos, investigadores, funcionarios, empresarios, abogados, sacerdotes, ingenieros, personas jubiladas o amas de casa.

El Arzobispo de Pamplona se dirigió a ellos expresamente para recordarles que “nadie educa más que aquel que ama” y les trasladó las palabras del Papa Francisco: “No se puede anunciar el Evangelio si no se hace con alegría”.

En total se celebraron 38 sesiones de formación: 11 comunes por las mañanas y 27 por la tarde, estas últimas con contenido específico de materias de los diferentes diplomas de formación online que imparte el ISCR.