Nota de prensa

En relación a la información publicada ayer sobre la denuncia presentada contra un sacerdote por un presunto delito de abusos cometido en los años sesenta, el Arzobispado de Pamplona y Tudela desea hacer constar lo siguiente:

· La diócesis no ha recibido ninguna notificación relativa a los hechos denunciados.

· El sacerdote al que se refiere la información, que sirvió en la ciudad de Estella, falleció hace 25 años, por lo que ha resultado imposible conocer el contexto ni el alcance de los hechos denunciados, ni comprobar su veracidad.

· La Iglesia diocesana tiene abierto un cauce permanente para la presentación de las denuncias en el ámbito canónico, a través de la Vicaría judicial, en conformidad con los protocolos vigentes en la Iglesia española.

· Los centros educativos vinculados a la diócesis tienen un personal de gran altura profesional y humana, volcados en la formación integral de los alumnos, y con un cuidado exquisito en las relaciones con los alumnos. Estos centros han asumido recientemente el protocolo sobre acoso escolar y abusos elaborado por Escuelas Católicas.

La Iglesia diocesana mantiene el impulso decidido del Papa Francisco para la erradicación de esta lacra de la sociedad y el compromiso con la tolerancia cero para cualquier caso de abusos en la Iglesia.