Ordenaciones

Nuevo diácono del Seminario Redemptoris Mater de Pamplona

El pasado domingo, 24 de noviembre, solemnidad de Cristo Rey del Universo, el Seminario Diocesano Misionero “Redemptoris Mater” de Pamplona y Tudela celebró con gran gozo la ordenación diaconal de Manuel Reynaldo Fajardo Billilo y la admisión a las Órdenes de tres seminaristas del mismo Seminario.

La celebración, que fue presidida por el Obispo Auxiliar, Mons. Juan Antonio Aznárez, tuvo lugar a las cinco de la tarde, en la capilla mayor del Seminario San Miguel de Pamplona. Una capilla repleta de gente que quisieron acompañar a estos cuatros seminaristas en un día tan importante, que supone un paso más hacia sus futuras ordenaciones sacerdotales.

En la homilía, don Juan Antonio recordó a los futuros sacerdotes que no estaban solos, que el Señor les acompaña siempre y que tienen la misión de anunciar el Amor de Dios. “La Iglesia nos encomienda a todos los cristianos, como bautizados, y muy especialmente a los que os estáis preparando para el ministerio sacerdotal, que anunciemos la Buena Noticia del amor de Dios, del perdón y de la salvación. Que misión más grande y más hermosa anunciar el Amor con todo lo que entraña: vida, perdón, consuelo, sanación, libertad, alegría…”

Antes de terminar la homilía, el Obispo Auxiliar pidió a los allí presentes que no tuvieron miedo a escuchar la llamada del Señor, porque “en la sociedad en la que vivimos hay mucha necesidad de vocaciones. De vocaciones al matrimonio en el Señor, de vocaciones a la vida consagrada, que es como la Selva Amazónica, una reserva que nos oxigena y nos sostiene de modo misterioso y vocaciones al sacerdocio. Todos somos necesarios, así que no tengáis miedo. Vale la pena escuchar al Señor, vale la pena estar abierto a esa posibilidad y vale la pena embarcarse en esa aventura confiando en la promesa del Señor, en su fidelidad y en la existencia de la Iglesia”.

Tras la homilía, tuvo lugar el rito de ordenación. En primer lugar se presentaron ante el Obispo. Después Manuel Reynaldo admitió desempeñar, con humildad y amor, el ministerio de diáconos como colaborador del Orden sacerdotal y en bien del pueblo cristiano, así como admitir el celibato por causa del Reino de los cielos y para servicio de Dios y de los hombres. Tras prometer respeto y obediencia al Obispo, don Juan Antonio Aznárez le impuso las manos sobre la cabeza y recibió la estola al estilo diaconal y la dagmática. Ya con sus vestiduras diaconales, se acercó al Obispo, quien le entregó el libro de los Evangelios.

Admisión a las órdenes:

En la misma celebración, tres seminaristas del Seminario Misionero “Redemptoris Mater” de Pamplona-Tudela realizaron el rito litúrgico de Admisión a las Órdenes:

  • César Rueda Meerchan, natural de Madrid.
  • José Ignacio Berdugo Gómez, natural de Colombia.
  • Santiago Urtasun Biurrum, natural de Pamplona.