Formación

Religión, mucho más que una asignatura

Los elementos fundamentales de la fe y de la moral católica son explicados con la finalidad de que se aprendan junto con otros conocimientos, con los mismos medios que todas las demás áreas: sistemática, orgánica y científicamente expuestos, sujetos a las reglas de la recta razón, según la edad de los alumnos, y de forma que puedan ser contrastados con cualquiera otra ciencia. La enseñanza religiosa católica evalúa la adquisición de conocimientos y no la fe del alumno.

¿Por qué apuntar a mis hijos a Religión?

En esta decisión pueden entrar en juego diversas motivaciones: razones de comodidad: qué asignatura es más fácil, en cuál se trabaja menos; razones de afinidad: qué profesor me cae mejor; a cuál van la mayoría de sus amigos, etc. Pero la razón principal que nos debe mover es lo que sea mejor para nuestros hijos.

El ecumenismo del papa Francisco

En la semana anterior a la fiesta de la conversión de san Pablo (del 18 al 25 de enero), se celebra en todas las iglesias cristianas la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2015, con el lema: “Jesús le dice: «Dame de beber» (Jn. 4, 7)”. Se trata de una semana específica de oración, de intercesión conjuntada de todos los cristianos de las diversas iglesias y confesiones, para pedir algo que sabemos responde a la voluntad expresa del propio Jesús, que fue el primero que oró al Padre por esta intención de la unidad de la Iglesia. No dejemos pasar este “kairós” de vivir el auténtico ecumenismo espiritual en la unidad y comunión en la oración.

Entronización del Corazón de Jesús en el hogar

La consagración no es otra cosa que entregarse a Jesucristo, es la dedicación de nuestras personas y de nuestras cosas, reconociéndolas recibidas de la eterna caridad de Dios. Con la consagración aceptamos su imperio de verdad, justicia y caridad en nuestras vidas.