Marca la X de la Iglesia en tu Declaración de la Renta

Queridos diocesanos:

Durante estos dos próximos meses, los ciudadanos tenemos el deber de presentar la Declaración de la Renta. Por ello, la Iglesia se dirige a las personas que están obligadas a hacer dicha Declaración, para pedirles su apoyo mediante el procedimiento de marcar una cruz en la casilla asignada a la colaboración para el sostenimiento de la Iglesia. También yo os invito a que pongáis esa cruz. Es una manera de expresar nuestra gratitud a Dios por el don de la fe, que se recibe y alimenta en el seno de la comunidad cristiana de la Iglesia.

En Navarra, a diferencia del resto de España, si se marcan simultáneamente las casillas de la Iglesia y de los Fines Sociales, se entregará únicamente el 0’35% a cada una de estas partidas. Por ello, os animo a que, al hacer la Declaración de la Renta, pongáis una cruz en la casilla que dice «Colaborar al sostenimiento de la Iglesia Católica». Este sencillo gesto no tiene coste adicional para el contribuyente, ni le supone pagar más ni que le devuelvan menos. Pero de esta forma, Hacienda entregará el 0,7% de vuestros impuestos a la Iglesia Católica, para su sostenimiento y el desarrollo de sus obras religiosas y sociales. Si dejamos la casilla en blanco, es el Estado el que decide por nosotros sobre esa pequeña cantidad. Por ello, os invito a no dejar de marcarla. Y es importante, igualmente, revisar los borradores de la Declaración que recibamos, donde ya viene marcada la casilla. Si la opción marcada no coincide con nuestro deseo, podemos cambiarla.

Sin medios económicos, la Iglesia no puede llevar a cabo el anuncio del Evangelio, la catequesis, la formación de cristianos adultos, los actos litúrgicos, la atención de las parroquias y de los servicios caritativos a los más pobres y necesitados, aquí y en países más pobres, la remuneración de los sacerdotes y otras personas al servicio de la Iglesia, la conservación del patrimonio y templos, y tantas otras cosas más.

Os agradezco a tantos que con este sencillo gesto colaboráis con la Iglesia y su misión, por tantos y tantos que se benefician de su acción evangelizadora, litúrgica, caritativa y misionera. Todos somos necesarios para que la Iglesia se mantenga llena de vida y contribuya a anunciar el mensaje de Jesucristo y la construcción de una mejor sociedad para la humanidad.

Comparte este texto en las redes sociales
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad