Última Misa de la escalera

E l pasado domingo, 6 de junio, se celebró la última Misa de la escalera de San Fermín. En esta ocasión se celebraron dos, una dedicada a los más pequeños, a las seis de la tarde, y otra para los adultos, a las siete y media.

En la primera Misa estuvieron presentes niños toda navarra, ataviados con las ropas sanfermineras. Un colaboración de la parroquia salió a recordar a los niños que tenían que mirar a San Fermín a los ojos para rezarle y pedirle por todas esas cosas que les preocupan. Además, pidió que nos contagiásemos de aquello que supone ser niño: alegría, ilusión, esperanza y futuro.

El grupo de guitarras de la Misa Familiar de San Lorenzo, junto con la Cofradía Musical de San Saturnino, pusieron el ritmo a esta celebración en la que nada más empezar, dos niños ofrecieron el pañuelico a San Fermín, junto con un ramo de rosas. En el marco de la celebración, cinco niños recibieron el pañuelo, en representación de todos los niños allí presentes. Seguidamente, el Alcalde Enrique Maya, entregó el pañuelo a un matrimonio de parroquia, que recientemente habían perdido un hijo de tan solo tres años.
La celebración de niños terminó con la jota a San Fermín. Seguidamente se organizó todo para celebrar la segunda Misa de la escalera, para los adultos.

Comparte este texto en las redes sociales
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad